domingo, 29 de noviembre de 2015

PRIMER ANIVERSARIO DE LA LIBRERÍA DRAKKAR

drakkarllibreria

Me gustaría hablar un poco sobre un año... ¿pero qué es un año? Según la WordReference. lugar de referencia para encontrar definiciones, un año es el periodo de doce meses a partir de una fecha (entre otras más). 
Este fin de semana, hace un año, abrió sus puertas la +Drakkar Llibreria, quizás no fue oficialmente, pero si empezó su andadura. Lo hizo de la forma que la caracteriza, en pequeño comité, entre amigos y familiares. Los cuales pudieron saborear el inicio de un sueño, de un proyecto de vida y de una tienda que cambiaría a muchas personas de una forma, que ni ellas mismas pueden describir.

También podría hablar de qué es una tienda y aprovechando que tengo el WordReference abierto en una pestaña, voy a transcribir su definición de lo que es: un establecimiento que vende artículos al por menor. Evidentemente +Drakkar Llibreria se incluye en esa definición, pero creo que es algo mucho más grande y que difícilmente puede definirse, especialmente cuando eres uno de sus clientes. 

Ilustración de Ion Ander
¿Porqué? No sabría decirlo con exactitud, es una sensación que roza la emoción y siempre son difíciles de describir, pero esta tarde durante el tentempié, pude fijarme en la gente de la calle que miraba al interior de la tienda. Miradas de desconcierto, de curiosidad, de sorpresa, envídia ¿Una tienda nueva? Desde cuando... ¡ah! lleva un año abierta... no me fijé. ¿Qué vendéis? ¿Libros, juegos, cartas? Eran las palabras que les ponía en su boca cuando los veía pasando de largo por delante del escaparate y mirar al interior. Siempre llama la atención ver un grupo de gente reír y charlar apasionadamente, especialmente cuando no es un bar. Uno se pregunta ¿qué demonios hacen? ¿de qué hablan? y mientras se alejaban, sumidos en su ignorancia, nosotros seguíamos riendo y comentado nuestro último combate con un dragón, aquella incursión en un país enemigo o ese libro forrado en piel y escrito en griego clásico... seguramente si alguien de la calle nos escuchará pensaría que estamos locos y quizás tenga razón, vivimos en una locura constante, porque nuestra forma de vida es muy distinta, alejada de los convencionalismos y eso suele crear desconcierto, puede que rechazó... no sois normales, no pensáis en fútbol, política, programas del corazón y habláis raro. Claro, somos tan raros para el resto de personas, que pierden la oportunidad de acceder a un mundo totalmente distinto y lleno de oportunidades para divertirse, conectar con otras personas, de aprender...  y eso es +Drakkar Llibreria 

La librería Drakkar es mucho más que un lugar donde se venden artículos al por menor, es un nexo de unión entre gente totalmente desconocida, que cuando cruzan el umbral de la entrada, son hermanos de juego. En su interior se inician acalorados debates sobre muchas cosas, no solo juegos. He podido participar de interesantes debates sobre historia, cine, series, sistemas de juego, sistemas educativos, tesis doctorales, incluso de las fobias y manías de las personas, porque la tienda y todo lo que la rodea se desplaza allí donde se encuentre su propietario +Oliver Bueno, él es el alma y si se me permite, añadiría que su pareja sentimental, es el corazón. Juntos hacen de Drakkar un lugar de visita obligada, al que acudir para compartir mucho más que una tarde de juego, es un lugar donde las personas conectan de forma instantánea y se forjan nuevas relaciones, más allá del juego y de la cordialidad, Donde cada mes se realizan actividades alrededor de una mesa y mediante el juego, se crea una hermandad, una familia y eso es mágico. Drakkar, en un año, es mi referencia y espero que la de muchos otros, es un lugar cercano y amigable, donde siempre hay momentos en los que compartir anécdotas y risas, donde vender no es sólo el fin, simplemente un inicio en el que se establece una relación entre dos personas y se crean vínculos, incluso con los otros clientes.

Este fin de semana celebraban su primer aniversario, espero que el primero de muchos más. Por ello, realizaron varias actividades: juegos de mesa, de cartas y al final no pude dirigir la LJV (JdR), porque estábamos tan bien hablando de mi cosas, que no insistí mucho en el tema. 
Eso es lo mejor de la tienda, que une a la gente y no todos los negocios pueden decir lo mismo, pero ellos lo han conseguido en un año y en los próximos que vendrán, estoy convencido que mantendrán ese hecho diferencial que los caracteriza. 

Ilustración de Ion Ander
En la librería nos reunimos un buen número de personas, ilustradores como +Ferran Hellar o +IonAnder ART (adjunto algunas muestras de su trabajo. todas se pueden comprar y acepta encargos), escritores como +Jordi Noguera, traductores/correctores, jugadores de rol, pseudocreadores de juegos de rol (como yo mismo) ¡Tchung! Mi amada esposa me acaba de dar un buen maporro, por menospreciarme a mí mismo. Bueno, mejor no llevarle la contraria que la veo todos los días.  Como dijo el verdugo, mejor vuelvo al tajo... Fue una tarde muy agradable, hablando de proyectos futuros, pasados, juegos, series, películas tan malas que terminaron las letras del abecedario y un sin fin de momento para el recuerdo. Esa es la esencia, no solo venden juegos, libros, dados o cartas, también dispensan buenos momentos que permanecerán en nuestro recuerdo y eso, no tiene precio.

Espero que en el próximo año, +Drakkar Llibreria nos traiga muchos más de esos momentos, así como presentaciones de cómics como +El Sistema D13 (donde pude conocer a +Joan Tretze) o Fargons&Gorgons de +Josep Busquet, presentaciones de juegos de rol como +Zhenoghaia (steam states) donde conocí a +Marc Santanach Gibernet y +Ángel L.Marín (puede charlar con ellos más tiempo en las Kritik 2015) y estoy convencido de que podré conocer a mucha más gente en el futuro inmediato.

Solo puedo mostrar mi gratitud a +Oliver Bueno y desearle lo mejor. Porque con ello, mi familia y yo, seguiremos disfrutando de todas las cosas buenas que ofrece la librería Drakkar y que van más allá de comprar el último juego de rol.

GRACIAS

Webs relacionadas: