viernes, 23 de diciembre de 2016

INTERVENCIÓN SOCIOEDUCATIVA: INCLUSIÓN MEDIANTE EL JUEGO DE ROL

El éxito o el fracaso educativo es una realidad que debemos asumir la sociedad en conjunto, pues tomos somos parte importante en su desarrollo. Cada agente, sea profesional o familiar debe asumir que sus actos repercuten en los usuarios y en este caso son miembros de un colectivo muy vulnerable: los niños.

Debemos trabajar en red para crear un banco de recursos de fácil acceso a todos los implicados en esta tarea y crear conexiones entre todos que nos ayuden a superar los conflictos que se generan en el día a día de estos niños, porque la educación se termina en las aulas, pero el aprendizaje es constante. Nadie deja de aprender. Las entradas de información son constantes: en la calle, en el trayecto de autobús, con la familia. Es habitual decir o escuchar la frase “La vida  siempre da lecciones” y es algo totalmente cierto, estás pueden ser aprendidas o ignoradas, así como los modelos y referentes sociales pueden ser seguidos u omitidos. 

En este punto no quiero entrar en si esas personalidades públicas son influencias positivas o negativas, simplemente remarco el hecho de que actúan como modelos para los jóvenes y no tan jóvenes: Quiero ser como o porque no eres como. Todo nos marca un camino, nos moldean y a la vez los imitamos, aprendemos, elegimos... somos un reflejo de nuestro entorno y como resultado terminamos siendo un cúmulo de aprendizajes adquiridos consciente e inconscientemente.

Dicho esto ¿qué podemos ofrecer?

En el 1er Congreso Internacional de Infancia, pobreza y éxito educativo se expusieron muchas teorías, se abrieron debates y mostraron proyectos muy interesantes que se realizan en todo el territorio español gracias a la Obra Social “la Caixa” que durante diez años a ofrecido su apoyo a decenas de programas que buscan mejorar la sociedad, haciéndola más justa para todos y buscando la igualdad de oportunidades para aquellos que más lo necesitan: los niños.

Red como innovación social

Mejor juntos: Creando y fomentando redes socioeducativas para el impacto colectivo. - Doctor Alan J. Daly, Decano de Educación de la Universidad de California, San Diego, EE.UU

En un mundo cada vez más conectado por las redes sociales e interdependiente y en que las relaciones entre los profesionales educativos y los agentes sociales que trabajan tanto en ese ámbito con otros directamente relacionados con la atención integral a la infancia, es indispensable crear una Red que fluya constantemente con información para alcanzar las metas de cada proyecto, como la mejora social.

“Aunque la mayoría de los esfuerzos de mejora social están documentados y facilitados a través de proyectos y programas educativos formales, el cambio educativo y social se da en la interacción entre los individuos a medida que avanzamos en nuestro trabajo.”

Colectivamente somos un grupo fuerte y con un increíble conocimiento sobre las realidades del entorno social de cada agente y ese conocimiento puede y debe ser útil para otros profesionales. Para ello la Red es vital para entender cómo realmente ocurre el cambio y cómo se puede empoderar a la gente.

Alan J. Daly reclama ir más allá del “Capital humano” del individuo (experiencia, formación, educación) y hacer un mejor uso de soportes más dinámicos a los que podemos tener acceso, gracias a la “infraestructura social”. 

Necesitamos trabajar y colaborar conjuntamente para crear un cambio. Para ello, reducir las desigualdades sociales y educativas nos permitirá alcanzar el objetivo de trabajar colectivamente y obtendremos un profundo sentido de conexión con el que catalizar la transformación social y mejorar los resultados de nuestros proyectos de forma conjunta. 

Liderando la transformación

Liderazgo de la intermediación en entornos complejos: practicas cotidianas en las principales organizaciones. - Doctor Perter Miller: Universidad de Wisconsin, Madison. EE.UU.

En Estados Unidos las tasas de pobreza están cerca de los máximos históricos en miles de comunidades. La falta de vivienda tienen efectos muy negativos en padres e hijos. Es una situación que se aprecia también en España, con la gran cantidad de familias que han perdido sus hogares y viven con familiares u ocupando casas de forma ilegal, modificando el concepto de Okupa que había hasta ahora. 
Los estudios realizados en varias zonas de los EE.UU, durante más de diez años, demuestran que las organizaciones locales norteamericanas (las cuales son las responsables de las familias sin hogar), han encontrado la forma de marcar la diferencia en la vida de estas familias. Pueden estabilizar a las familias en riesgo y canalizar oportunidades a largo plazo. Para ello, los líderes de estas organizaciones o de cualquier otra ejercen una intermediación focalizada en las familias.

Es mediante el liderazgo de los agentes sociales, que se consigue el empoderamiento de las familias y pueden transformar su situación y la de sus hijos.


¿Qué he aprendido en estas presentaciones?

Hay que ser valiente, innovador en las tareas que promueven el éxito educativo y reducen los casos de riesgo en la población infantil. Se presentaron muchos proyectos centrados en el ámbito escolar y como ayudarles para que alcancen el éxito educativo. Y ese no se centra en un expediente curricular con grandes notas, su objetivo es que los niños terminen la secundaria, porque son muchos los que se quedan por el camino y tienen muchas dificultades para retomar los estudios y algunos nunca lo lograrán. 


El abandono escolar es un problema social que a la larga afecta al conjunto de la sociedad, aumentando el coste en servicios sociales y también afectando al "capital social", creando redes negativas en la que individuos excluidos de la sociedad actúan en su beneficio y eso nos afecta a todos. Cada joven o adolescente que abandona los estudios puede llegar a ser un adulto con dificultades de inclusión social y laboral. Es importante no perderlos en una fase tan importante de sus vidas y en la que son especialmente vulnerables. 

Me dí cuenta que la motivación es muy importante para que continúen con sus estudios y que hay muchas formas de lograrlo, como por ejemplo haciendo partícipes a los familiares de las actividades extraescolares de sus hijos como el proyecto Enxaneta de Vic o el Asperones Avanza que buscan acompañar a los jóvenes en su educación para ayudarles a que alcancen el éxito educativo y de esta forma empoderarlos y que sean dueños de su vida.

PROYECTO "ROL PLAYING" (Nombre no difinitivo - se aceptan sugerencias)

Así que mi proyecto de usar los juegos de rol (JdR) en el ámbito educativo y social dentro de los institutos sigue su curso. 
Mi propósito es usar mis conocimientos con los JdR como herramienta para trabajar los siguientes puntos:
  • Habilidades sociales.
  • Trabajar en equipo.
  • Tolerancia al fracaso.
  • Empatia con el entorno social.
  • Facilitar la inclusión de los nuevos alumnos a un entorno desconocido.
  • Reforzar las tareas escolares mediante el juego.
  • Fomentar el pensamiento lateral y la imaginación.

Muchos de los compañeros de la comunidad rolera ya usan los juegos de rol como herramienta en clase para afrontar de otra forma los conceptos que deben impartir en las aulas, siguiendo los proyectos educativos marcados por el centro. Hemos visto como Roberto Alhambra usa una plataforma digital para impartir clases mediante un juego adaptado a sus necesidades o como +Pedro Camacho Escritor y su adaptación del MdT.

Es evidente que los juegos de rol son una potente herramienta para que los jóvenes aprendan muchos conceptos a la vez, ya que cuando se juega ocurren muchas cosas al mismo tiempo y casi nunca somos conscientes de la importancia que tiene el juego.

  • Leemos mucho más que cuando nos dan una tarea y por lo tanto nuestra comprensión lectora mejora, a la vez que prestamos atención a la lectura y nos fijamos en como esta escrito, reduciendo con el tiempo los errores gramaticales. 
  • Potenciamos nuestra expresión oral cuando hablamos al interpretar un personaje o incluso con nuestros compañeros. También se aprende a esperar el turno de palabra y pedirlo. 
  • Se trabajan conceptos matemáticos que varían según la complejidad del juego.
  • El trabajo en equipo es vital para superar las tareas y objetivos marcados en el juego.
  • Se puede trabajar mejor la frustración ante el fracaso al ser una ficción, así que los efectos del fracaso son facilmente gestionables por el adolescente. 
Podría estar mucho más tiempo escribiendo sobre los beneficios de jugar a rol con la supervisión de un Director de Juego que además de dirigir la partida anote los comportamientos de los jugadores y su evolución durante la actividad para más tarde poder evaluar si han alcanzado los objetivos marcados en el proyecto.

Sólo me queda ponerme manos a la obra, crear la base del proyecto y ver si su implantación es posible. Llegado ese punto, sólo quedará crear contenidos y ajustarlos a los jóvenes que participen para alcanzar la máxima motivación posible.

Es una etapa emocionante y espero seguir avanzando por esta senda, paso a paso.

Gracias por vuestro tiempo.