sábado, 2 de diciembre de 2017

STARRACO CONVENCIÓN STAR WARS EN TARRAGONA



Hace unas semanas descubrí el evento por Facebook. Una convención de Star Wars en Tarragona, la idea era extremadamente sugerente, pero a la vez me generaba una duda. ¿Cómo sería el evento? y se generaron muchas dudas basadas en otros tantos eventos celebrados en Tarragona que nunca cumplieron mis expectativas y me generaron desilusión. Pese a ese pensamiento negativo hoy acudí a la cita con mi hija y la primera sensación fue algo agridulce. 

Me explico:

La elección del local es relativamente buena, es un centro muy grande y las instalaciones son muy nuevas, pero la disponibilidad de estacionamiento es pésima, por no decir casi nula y finalmente me obligo a dejar el coche en un aparcamiento privado que me costo 6€ por una hora y media. Mal empezamos.

Luego al entrar pudimos ver varios trajes, una maqueta bastante impresionante de la batalla de Hoth con clips y una figura de un Rancor a escala 1:1... pero poco más. No había indicaciones, ni carteles, nada... ¿dónde estaba todo?

La única solución fue seguir a un grupo de gente que bajaba por unas escaleras y allí pudimos ver la convención. Solo al entrar nos encontramos con más de una docena de recreativas con miles y miles de juegos de mi infancia. Mi hija se volvió loca de la emoción, pues le encantan... ha salido como su padre. Luego pudimos ver las primeras tiendas llenas de productos relacionados con Star Wars, desde figuras de Lego hasta una réplica tamaño natural de una persona encerrada en carbonita. 

Cada vez nos encontrábamos más personajes de Star Wars con trajes extremadamente espectaculares y más tiendas y tiendas. Finalmente en la parte baja buscamos las actividades y aquí llegó la desilusión. No había, me encontré con varias personas de la AJJRT y del Gremi Lúdic Despertaferro y habían cancelado sus partidas por falta de jugadores ¿Cómo? ¡Si el centro estaba lleno de gente! Aunque solo fuera por curiosidad me sorprendió que nadie se acercara a preguntarles a qué jugaban o para qué servían esos dados y tuve mi respuesta. La típica sala zulo, aquella sala que existe en todos los centros dónde no guardan ni el material de limpieza era la elegida para los juegos de rol y de mesa como el Star Wars Armada y si combinamos este factor con el de la nula señalización y un horario de actividad pésimo (las 3 de la tarde), obtenemos como resultado una asistencia mínima a las actividades y la frustración de las personas que se prepararon las partidas y trajeron consigo todo el material. 

Una pena y un 0 para la organización.
 
Respecto al resto de la jornada, todo muy familiar. Madres y padres con sus hijos disfrazados y muchas fotos con los personajes. También se realizaron varias conferencias sobre el universo Star Wars y una exhibición de drones en un circuito montado en una de las salas grandes del recinto. 

Pero reflexionando la posibilidad de participar en las jornadas es muy poca. Si que había varios puntos con consolas o recreativas, algo que llama la atención de cualquiera, pero las actividades como los juegos de rol en que no se realizó ninguna partida o con X-wing que durante toda la mañana sólo se jugaran 4 partidas, demuestra una falta de planificación o de información por parte de la organización que debería haber anunciado dichas actividades para promocionar más el universo Star Wars. 

En perspectiva me gusto por ver la ilusión en los ojos de mi hija, pero en realidad el evento estaba más centrado en la mercadotecnia de productos Star Wars. Pero siempre queda un rayo para la esperanza y entiendo que la recaudación de las entradas van destinadas a dos asociaciones que centran sus recursos en la lucha contra el síndrome de Sanfilippo y la Cistnosi. Así que por esa parte estoy contento de haber contribuido a las asociaciones Sanfilippo Barcelona y ACE cistinosis.

El próximo año repetiré y si eso me disfrazaré con mi hija, para no desentonar entre tanto caballero jedi.



                       GALERÍA DE FOTOS