domingo, 18 de marzo de 2018

ESTRELLAS ERRANTES - MATERIAL DE APOYO PARA FUTURA AVENTURA


Estrellas errantes


Kolzah es una galaxia en forma de espiral y compuesta por cientos de miles de planetas habitados. Desde hace miles de años la galaxia mantiene un precario equilibrio de poder entre las Casas Nobles y la antigua Unión Planetaria. 
Galaxia Kolzah

Entre estas dos grandes potencias se encuentran la reciente  Federación Colonial, un grupo de sistemas que se encuentran alejados del núcleo de la galaxia y que viven con sus propias normas, las cuales entran en conflicto directo con la rectitud de la Unión Planetaria y sobretodo con las Casas Nobles que han perdido peso político al perder planetas enteros que han decidido unirse a la Federación Colonial.

La galaxia Kolzah es muy variopinta y hay grandes diferencias entre el núcleo de la galaxia controlada por la Unión, donde los ciudadanos viven una seguridad supeditada a la obediencia al Congreso Planeterio. Los ciudadanos viven ajenos a los problemas del borde de la galaxia, bajo el amparo de la Unión, viven en un mundo "utópico", en el que dedican sus tiempo al ocio, la investigación o se unen a la Flota de la Unión, dónde les entrenan y educan debidamente para defender los intereses de la entidad a la que representan.

Solideck sede del Congreso Planetario en el Núcleo de la Galaxia
Por otro lado nos encontramos las Casas Nobles. Dichas casas crecieron en poder durante siglos y aunque originalmente fueron grandes corporaciones comerciales, llego un momento en su historia en que los puestos directivos fueron ocupados por los herederos de los primeros directivos y poco a poco se fue modificando la estructura empresarial a un formato similar a las monarquías feudales, especialmente durante los años de la exploración espacial.

Durante esa época en que las bautizadas como "Casa Nobles" iniciaron la colonización de varios planetas para explotar sus recursos y venderlos a la Unión Planetaria. Surgieron un gran número  de ellas, pero la "Casa  Norbodis", la "Casa Oyarzún" y la "Casa Nonbunada" son con diferencia las más poderosas de todas la estructura pseudofeudal de la galaxia Kolzah.

Flota colonizadora de la Casa Norbodis
Las tres casas juntas serían capaces de derribar la Unión Planetaria, por suerte las rencillas entre ellas son constantes y esa escalada bélica otorga estabilidad a la galaxia, la cual entraría en una guerra sin precedentes si cualquiera de ellas desapareciera o fuera absorbida por otra de las familias, creando un desequilibrio de poder sin precedentes en la historia galáctica.

Por desgracia eso no estaba tan lejos de que sucediera.

La expansión de cualquier imperio, invasión o en este caso colonización ha tenido como efecto la creciente dificultad de controlar los actos de los colonos que viven a años luz del centro político galáctico o del férreo brazo feudal de las "Casas Nobles" y así surgió la Federación Colonial, una unión de planetas de distintos sistemas del borde oeste de la galaxia Kolzah y que se rigen por un consejo elegido entre los colonos y que recuerdan a las antiguos ordenes políticos donde la voz del ciudadano tenía cierto peso, pero que en el pasado cayeron por la corrupción de sus miembros. 

La Federación Colonial no parece tener dichos problemas, especialmente al encontrarse en sus primeras fases de creación y su semilla de libertad puede poner en peligro la estabilidad galáctica, si llega a oídos de otros planetas colonizados por las "Casas Nobles" o por la Unión Planetaria, pueden unirse y abandonar los antiguos sistemas que han creado malestar entre los ciudadanos que habitan los bordes exteriores. 

Sistema Kavenah
Por ese motivo las dos grandes organizaciones galácticas han decidido enviar sus flotas de guerra a las distintas zonas de conflicto, para controlar sus ciudadanos o súbditos y dicho efecto solo a generado más malestar, creando un ambiente cada vez más hostil entre colonos, nobles y miembros del a Unión.

En este entorno de inestabilidad creciente, ciertos sujetos han visto la oportunidad de obtener beneficios. No son otros que contrabandistas, soldados de alquiler y personajes desahuciados, parias, delincuentes o refugiados que buscan un nuevo lugar en la galaxia y algo con lo que vivir. 

Evidentemente sus motivaciones son muy variadas, van desde las más nobles y altruistas hasta las más codiciosas y vengativas. Tampoco importa. Son los elegidos por los bandos para realizar tareas que no involucren a sus contratantes, dicho de otra forma son los chicos de los recados de las potencias galácticas. 

Nave comercial de la UP destino a Keppler V
Nave Sus trabajos son muy variados: transportar mercancías peligrosas, transporte de personal en misiones secretas, sabotaje, pillaje, transporte de equipo médico o humanitario, etcétera. 

Todo muy lucrativo pero altamente peligroso para la integridad de los Errantes, tal como han sido bautizados por las distintas facciones.

Actualmente hay un importante conflicto en el Sistema Binario Kavenah, el cual esta formado por ocho planetas, de los cuales tres son considerados de Clase H o habitables y fueron colonizados hace 200 años, durante los cuales han crecido considerablemente, llegando a formar parte importante de la reciente creación de la Federación Colonial. Los planetas Keppler V, Jorah y Alvinus producen una gran variedad de productos y han establecido pactos comerciales con un gran número de razas, algunas incluso procedentes de otras galaxias y su evolución tecnológica a empezado a crear suspicacias entre las Unión y la Unión

Lo que ocurre en esos planetas es un misterio para las potencias galácticas y evidentemente les pone nerviosos no saber que pasa en sus dominios. 

Keppler V y Jorah son dos planetas colonizados por la Unión Planetaria que llevan 10 años sin responder a las comunicaciones del Congreso, pero que hasta su unión a la Federación Colonial, nunca habían dejado de enviar las cuotas de Flureh, una variación del carbono que se usa para la creación y mejora de materiales con los que fabricar los cascos de las naves y los microchips de cualquier sistema computerizado.

Alvinus tiene como cometido nutrir la Casa  de Norbodis XV de productos agrícolas y de una extraña planta conocida como Annaklis Divinorum, la cual debidamente tratada crea una potente droga que se comercializa en toda la galaxia como Haven.

Evidentemente se enviaron varias flotas de naves para comprobar que ocurría en el sistema y restaurar el orden si fuera necesario. 

Han pasado semanas de silencio total y absoluto. Ninguna comunicación a salido en dirección a la Casa Norbodis y tampoco al Congreso Planetario. 

Ninguna de las grandes potencias han recibido informes de la situación actual del sistema Kavenah y los rumores de una rebelión ha alcanzado otros sistemas y las dudas de la capacidad de las dos potencias galácticas de controlar los sistemas del borde galáctico se ha extendido como un virus. La llama de la rebelión se extiende.

La Casa Norbodis envió el Destructor Retribución con una esquadra de Nightravens (Cazas de combate clase Cuervo). No recibieron ningún tipo de respuesta y desde Londynum el planeta madre de la Casa Norbodis no llegaron a detectar que se encendieran las balizas de emergencia. Simplemente la flota desapareció.

Por su parte, el Congreso Planetario envió la nave UP1-Darwin del tipo Clase Exploradora escoltada de tres  Hunter Sharks (naves tipo tiburón de combate).
UP1-Darwin acompañada de Hunter Shark de la UP
Solo llegaron a transmitir un vídeo de pocos segundos en el que se apreciaba un ataque sangriento contra el puesto de mando por enemigos no identificados.

Después del suceso se enviaron varias sondas, pero ninguna llego a transmitir ningún tipo de dato o imagen.

Pero hace una semana, llego un mensaje en el sistema de comunicación intergaláctico que apareció en cada una de  los terminales y monitores de la Galaxia.

"La Federación Comercial ha dejado de servir a las Casas Nobles, ha abandonado el jugo represivo de la Unión Planetaria. Ha llegado el momento de ser libres. Cualquier nave de combate que se acerque al sistema Kavenah será destruida sin mediación alguna"

El mensaje fue emitido por el Presidente de la Federación Comercial Ferris Birghton.

Y en esta pequeña ambientación tengo pensado crear mi primer módulo para Estrellas Errantes que evidentemente será colgado en la red en formato PDF y que espero sea de vuestro agrado.

Dicho esto, sólo desearos buenas noches y nos vemos en la siguiente entrada. Un abrazo.