sábado, 12 de julio de 2014

UNA NOCHE EN PARÍS - PARTE 13

UNA NOCHE EN PARÍS 

En el anterior resumen nuestros jugadores preferidos se encontraban en uno de los edificios de Neo Kowloon interrogando a Vasili Kozolóv alias "Beholder" y obtuvieron la confirmación de que la Corporación Rusa Kosborn Korporas'on estaba intentando eliminar cualquier relación con la maleta substraída, seguramente para evitar el castigo por parte de las autoridades rusas.
Durante el interrogatorio, Vasili negocio por su vida con la promesa de que no actuaría directamente sobre ellos, siempre que no interfirieran en su tarea. El grupo de jugadores le recordó que no tenía nada para intercambiar y la palabra de un mercenario  no vale demasiado. En está situación, Vasili no pudo hacer nada más que rendirse ante la evidencia, aunque advirtió a los PJs que su muerte pondría sobre aviso a Kosborn Korporas'on y esta vez contratarían a un grupo mayor y más peligroso. Este razonamiento hizo reflexionar a los PJs y Stanislau (PJ de Ferran) decidió llamar a su amigo en las altas esferas del ejército rojo para comunicarle que tenían a Beholder y que se encontraban en Hong Kong. Inmediatamente salió un equipo de extracción para recuperar al mercenario.
Mientras tanto, Pietro Santoro el PJ de Jordi, dejó el edificio para destruir el vehículo con el que habían llegado al piso franco, ya que podían ser identificados por la matrícula (y algo que no sabían los jugadores, el coche tenía un transponedor que marca la localización del coche para la casa de alquiler).  

Y es momento de continuar con la partida:
  • Máster: Escucháis un sonido atronador que llega desde la azotea, parece ser que han llegado los operativos que recogerán a Beholder para llevarlo ante las autoridades militares rusas. Por el monitor podéis ver como descienden los soldados de la rampa de la nave y se dirigen rápidamente a las escaleras, todo ello gracias al equipo de seguridad y vigilancia instalado en el piso franco.
  • Ferran: Preparad el paquete. Vasili este es el final, no creo que al camarada comandante sea tan indulgente como nosotros.
  • Máster - Beholder: Es posible camarada, pero habéis cumplido y respeto vuestra elección.
  • Anna: Tus amigos rusos ya llegan...
  • Máster: - llaman a la puerta - Camarada Stan, venimos a por el paquete.
  • Ferran: Da Svidanya Vasili.
  • Máster: Se llevan rápidamente a Beholder esposado y escoltado por cuatro operativos bien armados, se dirigen a la azotea con determinación y rapidez. Saben que pueden ser detectados en cualquier momento por el ejército de la Federación Asiática y no pueden permitirse perder el tiempo...
  • Máster: Jordi puedes acompañarme fuera un momento.
  • Jordi: ¿Necesito mi ficha?
  • Máster: No - Jordi y yo salimos al pasillo, dejando al resto de jugadores en la sala.
  • Jordi: ¿Qué ocurre?
  • Máster: Nada grave, sólo que tardas más de lo que hubieras deseado. No había transporte público hasta Neo Kowloon y a sido complicado encontrar un taxista que quisiera acercarte a la zona. Debido a estos contratiempos, llegas justo a tiempo para ver como aterriza en la azotea un avión de transporte de tropas preparado para el combate. No puedes apreciar los distintivos desde tu posición, pero si los reflejos de las miras y de las armas.
  • Jordi: Me espero fuera para ver que ocurre.
  • Máster: Perfecto...porque en pocos minutos puedes ver como regresan los operativos, escoltando a Beholder y cuando lo empujan para subir la rampa, este se revuelve entre los sorprendidos soldados y salta hacia delante para agarrar con las piernas el cuello de uno y realizar una espectacular proyección que termina con el soldado volando hacia el vació. Sin tiempo a que reaccionen embiste con su cuerpo a otro operativo y lo lanza al suelo. En un segundo se hace con su pistola, con la que abate de forma magistral a los dos restantes soldados con dos precisos disparos en la cabeza. El último operativo al que embistió empieza a levantarse, pero Beholder no le da ninguna oportunidad y realiza un último disparo. Lo último que ves desde tu posición es como cae el cuerpo del piloto una vez despeja el avión de transporte de tropas.
  • Jordi: Vaya... pues si que son profesionales estos rusos...

 

  • Máster: Ya podemos regresar a la sala. Dejo a tu criterio si quieres describir la escena o no. - Regresamos a la sala envueltos en silencio - Pocos minutos después de que los rusos se llevarán a Beholder entra por la puerta Pietro Santoro, huele un poco a gasolina y disolvente... aunque sólo es apreciable para personas extremadamente entrenadas como vosotros,
  • Anna: ¿Conseguiste eliminar las pruebas del coche?
  • Jordi: No encontraran nada... por cierto Stan (Ferran), ¿podemos hablar un momento en privado?
  • Ferran: Por supuesto...
Nota: No puedo reproducir la conversación que tuvieron, realmente fue en privado, pero parece que Jordi le comentó la escena ocurrida en la azotea y decidieron mantener la conversación en secreto... si, si a espaldas de las dos jugadoras Anna y Laura, aunque ya se olieron algo y finalmente Jordi tuvó un desliz con el PJ de Laura y descubrieron que Beholder esta libre...
  • Anna: Bien... ¿y ahora que? No tenemos muchas pistas más de la maleta...
  • Jordi: Debemos visitar la empresa de mensajería... en la única pista, quizás podamos encontrar el paquete o donde se envió.
  • Ferran: Tampoco podemos estar mucho tiempo en Hong Kong. Esta claro que nos buscan las autoridades...
  • Jordi: Perdona... pero eso es a vosotros, yo estoy limpio.
  • Laura: Entonces sólo nos queda la empresa de mensajería. Sugiero ir de noche para no levantar sospechas.
Vasta decir que finalmente acudieron de noche a la empresa y el PJ de Jordi, uso su Habilidad de Sistemas de Seguridad para evaluar las alarmas y cerraduras del edificio. Nada que no pudieran burlar y entraron con mucha facilidad. Buscaron entre los archivos y los ordenadores cualquier cosa que les indicará la destinación del paquete. Finalmente encontraron lo que buscaban, una dirección y un nombre: Didier Deschamps y una calle de París.
  • Jordi: Uso mis contactos en Europa. Como mi PJ proviene de una familia mafiosa no debería ser ningún problema.
  • Máster: Para nada, tu familia tiene bastantes "negocios" en Europa ¿Qué quieres saber?
  • Jordi: Información sobre Didier Deschamps y avisar a la familia de que algo peligroso llegará a París en pocos días.
  • Máster: Gracias a ellos averiguas que hay un gran movimiento en el mercado negro y que algo está a apunto de ocurrir en París. De Didier Deschamps obtienes la siguiente información: Es un mestizo, de padre francés y madre asiática, parece que de filipinas. Trabaja como traficante de armas y drogas, además de ser el enlace de una organización criminal enemiga de la familia. Dicha organización se llama la Zarpa y controla todo el mercado negro asiático. 
  • Jordi: Perfecto... así que realmente está en París. ¿Ahora como vamos hasta allí? Yo no tengo problemas para hacerlo, pero vosotros tres... habéis salido en la televisión - mirando a Anna y Ferran - y deduzco mis queridos compañeros que no llegasteis precisamente en vuelo comercial.
  • Laura: Hicimos un salto HALO... 
  • Anna: No nos está permitido rebelar más información - miente - la Federación Europea se mantiene neutral en este aspecto. Nota: Tanto el PJ de Anna como el de Laura son americanos y no tienen permiso para realizar operaciones encubiertas en suelo no americano.
  • Ferran: Claro, claro... pero es cierto, lo que dice Pietro. Si vamos a un aeropuerto nos pillaran al intentar cruzar el primer control... además está el asunto de las armas.
Nota: Estuvieron discutiendo durante varios minutos, no hace falta reflejar dichas conversaciones, pero finalmente encontraron una forma de evitar los controles en el aeropuerto y llegar a París con todo su equipo. El PJ de Jordi, al tener contactos importantes con la mafia y además ser un competente asesor de seguridad, consiguió la colaboración de un asesor intermedio de la embajada de la Federación Europea en Hong Kong y colocó al resto de PJs como escolta privada. El material, armas, equipo de vigilancia, etc. cruzó las aduanas mediante una valija diplomática que no puede ser abierta sin causar un escándalo diplomático. Fue una gran solución y sin llamar la atención y en unas 8 horas llegaron a París para continuar la búsqueda del maletín, ahora que disponían de la dirección de Didier Deschamps.