jueves, 31 de julio de 2014

UNA NOCHE EN PARÍS - PARTE 17

UNA NOCHE EN PARÍS

Recuperamos la trama de la última entrada. Los jugadores llegaron a la fabrica abandonada con el desconocido terrorista de Nueva IRA en su vehículo, el cual estaba desangrándose. Su intención es interrogar al individuo y obtener toda la información posible.
video
Una tormenta empieza a formarse en la lejanía de las afueras de París. Mientras tanto, la agente Dere y el operativo Emerson han recuperado las constantes vitales del terrorista capturado en las calles de París, ante la atenta mirada de unos preocupados Pietro Santoro y el "ruso" Stanislau, más conocido como Stan "El Carnicero de San Petersburgo".
La lluvia hace acto de presencia en el exterior de la fabrica, ahora ya de noche, las grietas y goteras del edificio se hacen visibles y en pocos minutos la estancia que a elegido tan variopinto grupo como sala de interrogatorios es un inmenso charco. El desconocido terrorista todavía sangrando por las graves heridas, empieza a desmoronarse al ser amenazado con la muerte de su esposa e hija. Con la cabeza baja y con voz susurrante empieza a hablar sobre la operación que iban a realizar los seis miembros de Nueva IRA en el territorio de la Federación Europea.
  • Didier Deschamps, el cual es un conocido contrabandista de armas y traficante de drogas contacto con la cúpula de Nueva IRA hace una semana. Sabía por sus contactos en el mercado negro que... - su relato es interrumpido por un ataque de tos que le obliga a escupir sangre por la boca, durante unos segundos parece caer de nuevo en la inconsciencia, pero recupera el aliento y sigue con su relato - estábamos buscando explosivos de gran potencia para un atentado terrorista. Al parecer ese bastardo mestizó medio francés y medio asiático es un hombre de muchos recursos. Nos ofreció un arma que valía 40 millones de euro créditos y que llegaría a París en pocos días. La noche en que se cerraba el trato, yo tuve un mal presentimiento. Le dije a mi hija que actuaríamos de refuerzo si las cosas salían mal - toma aire, mientras las lagrimas corren por sus mejillas - Era su primera incursión, se unió al grupo después de que su novio fuera detenido por las fuerzas de seguridad de la Federación y apareciera muerto un par de días después en el interior de un coche accidentado. Esos bastardos deben pagar por todo lo que han hecho, por robarnos la libertad y Nueva IRA sera la herramienta que logrará liberar de nuevo a Irlanda. - su voz, aunque entrecortada por el dolor, está llena de convicción y fiereza, que descarga con la mirada hacia la agente Dere. Evidentemente la considera la responsable de la muerte de su hija.
  • Todo esto es realmente conmovedor - quién habla es Santoro, que con su marcado acento italiano, no deja de mirar con sorna al prisionero - pero toda esta cháchara es irrelevante. Lo que queremos saber es donde esta la jodida maleta, bastardo irlandés! 
  • ¡No se nada de la maleta! Ese malnacido se presentó sin nada y mis compañeros no tuvieron tiempo de reaccionar cuando aparecieron las fuerzas de seguridad a tiro limpio. Creo que Didier fingió su muerte... por eso envié a mi hija al apartamento, para que buscara entre sus cosas con la esperanza de encontrar alguna pista. - su rostro se rompe por el dolor al hablar de su hija y su voz, aunque entrecortada, no muestra ningún titubeo al contar su  historia. 
  • ¿Encontró algo? - Stan acerca su rostro al del prisionero y lo agarra por la barbilla para sujetarle la cara y mirarle a los ojos directamente - No me mientas, soy muy bueno detectando mentiras y soy peor aceptando que alguien me miente... tengo tendencia a volverme agresivo y entonces muere gente. - su marcado acento ruso crea escalofríos en la agente Dere, mientras que Emerson entiende el juego de Stanislau y le acerca su cuchillo para crear una atmósfera más amenazante. 
  • Encontramos una tarjeta de un antiguo cirujano, un tal Alexandre Lafontaine... y hace algunos días alguien robo unos cuerpos sin identificar de la morgue de la comisaría central. Tengo la tarjeta del cirujano y encontré una agenda con varios números de teléfono, pero uno de ellos estaba subrayado y había varias reuniones con el tipo, un  tal Jean Lambert. También encontramos un plan de vuelo privado, para llegar a Sudamérica con un jet privado. Eso me hizo pensar que el cerdo sigue vivo, escondido en alguna parte... pero no lo encontramos y entonces aparecisteis vosotros y las fuerzas de seguridad. Mi pequeña me dio la información antes de saltar por la ventana y detonar el explosivo - Pietro Santoro se acerca y con brusquedad le quita la cartera para cerciorarse de la veracidad de sus palabras.
  • Parece que dice la verdad - dice estás palabras mientras las tarjetas, fotografías y dinero van cayendo al suelo de la fábrica abandonada - Aquí esta la tarjeta del cirujano, quizás encontremos algo de información en la red. Y también es cierto que hay una hoja con un número de teléfono con un nombre - la caligrafía no es muy buena, parece haber sido escrita con rapidez y de forma descuidada, recordando a la de un médico - Jean Lambert... parece que tu historia es cierta, pero no creas que estás a salvo. Ahora llamaremos a nuestro contacto en la Interpol y serás entregado a las autoridades pertinentes.
  • ¿Estás pensando en llamar a Li Mei? - pregunta Stanislau - No sabemos si podemos confiar en ella y lo peor de todo es que se encuentra en la otra punta del mundo. Y si lo haces - se detiene durante un segundo para pensar en algo y dice - Pide el precio por su recompensa, seguro que un Собака como este tiene una recompensa importante.  (Nota: pronunciación Sobàka - Traducción literal = Cerdo)
  • No te preocupes. Lo tengo controlado - del bolsillo interior de su perfecto traje italiano, saca una terminal telefónica de última generación y usa el marcador por voz. En pocos segundos se inicia una conversación telefónica y Pietro empieza a dar vueltas por la estancia - ¿Li Mei? Soy Pietro Santoro, si, el mismo... - se toma una pequeña pausa en la que aparece una sonrisa en su afilado rostro italiano - No y rotundamente no, esta vez puedo asegurarte que no fuimos nosotros. La explosión fue provocada por un miembro de Nueva IRA. Tenemos prisionero al último integrante de la célula en París. Sigue vivo, no te preocupes, por eso te llamo a ti. Te mando la localización de nuestra posición por GPS, no tardes - con un movimiento de la mano por encima de la pantalla táctil termina la llamada y se guarda de nuevo el teléfono en el mismo bolsillo interior del que salió.
  • ¿Cómo? La agente de la Interpol de Hong Kong, ¿esta de camino? Pero como demonios se te ocurre llamarla - la voz de Emerson es una mezcla de sorpresa y enfado - No sabemos si podemos confiar en ella.
  • Puedo asegurarte que te equivocas en una de las cosas que has dicho y de la otra, estoy casi seguro que también cometes un error de juicio - afirma Pietro Santoro mientras guarda de nuevo el terminal en el bolsillo interior del traje. 
  • ¿En que me equivoco si puede saberse? - responde Emerson.
  • Para empezar no viene de camino, ya está en París y estoy convencido que nos ayudará con tal de vengar la muerte de su hermano.
  • Tu apuesta es muy arriesgada - añade Stanislau - Estoy con Emerson, no sabemos nada de esa mujer y la prioridad es seguir el rastro de pistas. Debemos investigar la dirección de ese tal Lafontaine. 
  • Coincido contigo Stan, pero uno de nosotros debería vigilar a este pichuelo irlandés y entregar al prisionero  a la agente Li Mei. Supongo que tardará unos 30 minutos en llegar al lugar. 
  • ¿No tengo ni voz ni voto en esta conversación?- la agente Dere se pone brazos en jarra y mira de forma amenazante a Santoro - Está es la segunda vez que nos oculta información. Recuerde como huyó Beholder en Hong Kong y no dijo nada. Al final deberemos dudar de sus motivaciones en esta misión. Estoy muy contrariada por el hecho de que no confíe en nosotros, creo que hemos demostrado sobradamente nuestras capacidades e implicación. Por mi parte no pienso permitir que esa maleta sea vendida o entregada a nadie, ya sea una organización terrorista, criminal o las mismas fuerzas de la Interpol. Yo estoy aquí para hacer un trabajo, destruir el contenido de esa maleta.
  • ¡No vuelva a poner en duda mi implicación en este asunto! No permitiré que ningún loco libere un virus experimental en territorio de la Federación, especialmente porque puede causar daño a mi familia. - Se acerca directamente a la agente Dere para encararse con ella, pese que la diferencia de altura es considerable. Santoro consigue que su voz tenga un tono realmente amenazador - Y todo el mundo sabe que para un italiano la "Familia" es lo más importante, Capisci? 
  • ¡Basta! Debemos averiguar quién demonios son estás personas ahora mismo. Puede que una de ellas conozca el paradero de Didier Deschamps - Es Emerson que con un golpe de su potente voz termina la discusión y mira fijamente a Santoro - Tú ya puedes estar usando tus contactos para averiguar algo de este cirujano y yo buscaré información sobre el otro, ese tal Lambert. Stanislau y Dere, podéis vigilar al prisionero. Y no es una petición, es una orden directa.
Rápidamente el grupo se dedica a sus tareas, no tanto por la orden de Emerson, sino más por la acuciante necesidad de encontrar el virus antes de que aparezcan otras facciones que deseen apoderarse de él o peor aún liberarlo directamente en París. Todavía no esta claro que intención tenia la Zarpa para enviar el virus a territorio de la Federación y esas lagunas en el asunto provocaban inquietud en todos ellos.
La agente Ella Dere alternaba su vigilancia del prisionero con la comprobación de un pequeño maletín en el que se podían apreciar utensilios de laboratorio y varios viales de alguna especie de antígeno. Mientras tanto, Stanislau no dejaba de mirar fijamente al prisionero y martirizarlo con la fotografía de su familia. 
Por lo que respecta a Pietro Santoro, busco un lugar lo suficientemente seco y llano para colocar su pequeño terminal de ordenador y su celular al lado, durante varios minutos estuvo hablando con "Babyface" el hacker de Hong Kong y sus amistades en los departamentos de policía de la zona de París.
Fábrica abandonada al margen del río La Siene. 
Sólo Emerson se dedico a vigilar el exterior, aunque había asegurado que buscaría información sobre la persona llamada Lambert, algo la preocupaba en todo aquello. La localización en la que se encontraban no era del todo mala, tenia un buen perímetro de visibilidad que les facilitaba la vigilancia alrededor de la antigua fábrica, pero también tenia el inconveniente de que en caso de ser rodeados no tenían puntos por los que huir, ya que el río quedaba a una decena de metros en campo descubierto y un muro de hormigón de tres metros de altura rodeaba la instalación y los separaba de la única carretera, la cuál tampoco era de gran ayuda ya que era de dirección única y fácilmente controlable por las fuerzas de seguridad de la Federación en caso de ser localizados por estos. Estaba preocupado y ensimismado en sus pensamientos tácticos cuando Pietro Santoro lo toco en el hombro para informarle que había encontrado la información recopilada por el grupo terrorista, incluso sabía quién era su prisionero.

Nota: Jordi obtuvo un Rango de Efecto 5 en su control de Reunir Información. Su Habilidad es de 42% y hizo uso de 2 Puntos de Heroísmo para mejorar el resultado final. Su tirada d100 fue un 27 y generando un efecto de 15 (42-27= 15) para un Rango 3 y sumando los 2 Rangos adicionales, obtuvo el Rango 5 final que le permitió acceder a la siguiente información.
  • Emerson, está todo bien? Té veo distraído. - lo mira con cara de preocupación - Quiero disculparme por lo sucedido antes, no ha sido profesional. Me pongo muy nervioso cuando alguien amenaza a mi familia, sea directa o indirectamente como en esta ocasión. Sólo quería decirte que he encontrado la identidad de nuestro prisionero y la información referente a Lafontaine. También me permití el lujo de iniciar una búsqueda del nombre Jean Lambert, pero es un nombre muy común y hay un total de 150 personas solamente en París con ese nombre, de momento es un callejón sin salida.
  • ¿Ehh? - Emerson responde dubitativamente saliendo de su trance auto-impuesto - Tranquilo Santoro, estoy bien. Sólo estaba centrado en mis cosas. ¿Qué has encontrado?
  • Bién, esto es lo que tenemos.
  • Edificio de donde vive
    Alexandre Lafontaine
    • Alexandre Lafontaine, reputado cirujano expulsado de la escuela médica por prácticas ilegales y que finalmente fue encerrado durante 5 años en la cárcel por ejercer sin licencia para la mafia Corsa. Se le atribuyen varios casos de negligencia médica por mala praxis y por el uso de medicamentos no autorizados por la Federación. Gracias a "Babyface" tenemos la dirección confirmada de su última localización: Montceleux de Sevran. 2 Avenue Henri Dunant y una fotografía. Según nuestro hacker, vive en la esquina izquierda en un local cerrado. 
    • Nuestro amigo aquí sentado es nada más y nada menos que Cahir Mac Conaill más conocido como "The Doctor", principalmente porque fue doctor en Irlanda del Norte e hijo de un eurodiputado contrario a la Unión Europea y que fue asesinado por un grupo radical pro-Federación durante las primeras revueltas ocurridas durante la unificación. Casado con Róisin O'Conaill y padre de dos hijos, Erin O'Conaill la hija mayor de 24 años y Patrick O'Conaill de 20. Se alistó en el ejército como médico de campo, allí conoció a Cormac O'Rourke un instructor que le enseño todos sus conocimientos de combate y le sedujo para formar parte de un grupo radical conocido actualmente como Nueva IRA y que lucha por la segregación de los territorios de Irlanda de el yugo de la Federación, todo muy romántico... ah, interesante. Al parecer se casó con la hija de O'Rourke - mira a Stanislau - esa que aparece en la foto que tanto miras. Vaya, parece que Cahir no a sido del todo sincero. Hay un pequeño informe de las Fuerzas de Seguridad de la Federación en el que se detalla el asalto a una sede de Nueva IRA, el informe es de hace un mes. Hay una lista de bajas, en las que aparecen Cormac O'Rourke y Róisin O'Rourke que usaba el nombre de soltera en ese momento. Así que sólo queda el benjamín de la familia, la saga O'Conaill esta en peligro. Ya no hay nada más sobre nuestro prisionero.
  • Pues esta claro que debemos hacer. ¿A que esperamos para visitar a nuestro cirujano particular? - Santoro se levanta de la silla, guardándose la fotografía de la familia - Pongámonos en marcha y salgamos de aquí cagando leches.
  • No podemos dejar sólo a Mac Conaill, es demasiado peligroso. Yo me quedaré vigilando hasta que llegue esa mujer de la Interpol y se lo lleven bajo custodia. 
Y hasta aquí la narración de hoy.
Quiero pedir disculpas por haber tardado tantos días en terminar esta narración. Hay varios motivos por los que no he podido terminar antes, el principal es por trabajar en turnos de mañana en un empleo físicamente agotador y llegar a casa con el cerebro más seco que un Martini. De todos modos, espero que sea de vuestro agrado y en breve tendremos el desenlace de esta partida.
Gracias por leer mi blog.