lunes, 25 de agosto de 2014

ENTORNO DE JUEGO: EUROPA, ORIENTE MEDIO Y LA PANDEMIA DEL VIRUS PANDORA

LA JUSTICIA VIGILA

Europa y Oriente Medio
Los ataques terroristas en Estados Unidos fueron el punto de partida de una crisis económica que golpeo fuertemente a las empresas de la industria del turismo que operaban en países como Grecia, Italia, Portugal, España y Francia. Los países centrados en una economía del sector servicios, sufrieron un severo golpe y el consumismo en la zona euro entro en una clara recesión debido a un sentimiento de incertidumbre que se intensifica con la llegada de los expatriados por la Ley Hess y por los atentados de Madrid en el 2004 y el de Londres en el 2005 perpetrados por el grupo terrorista islámico Yihad Bis Saif.
El resto de países quedaron desmarcados y sin capacidad de respuesta para afrontar el reto social que provoco la gran cantidad de personas deportadas que empezaron a llegar por barco y transporte aéreo a sus respectivos países a partir de la aprobación de la Ley Hess, el 21 de marzo de 2004.

Esas personas no tenían hogar, apenas tenían recursos y la mayoría no hablaban el idioma del país de origen. Los centros de acogida se llenaron rápidamente, en muchos países los niveles de inseguridad aumentaron (algunos de los exportados eran delincuentes que estaban cumpliendo condena en EUA y no se avisaron a las autoridades de los países de origen), hubo muchos robos con violencia, tanto en las calles como en los hogares, la policía quedo desbordada en el Reino Unido, Australia y especialmente en México que no pudo soportar el retorno de toda esas personas, la mayoría sin hogar, dinero y con la frustración por dejar atrás sus hogares, negocios y el futuro que habían empezado a forjar. Las muestras de descontento no tardaron en aparecer y la población salió a las calles para mostrar su desacuerdo con los gobiernos de la Unión Europea, fueron los movimientos conocidos como el de “Los Indignados” en España, “La Primavera Árabe” en el mundo islámico, etc.

Estás manifestaciones y movimientos de derechos civiles duraron varios años, especialmente en España, donde el movimiento social Indignados se fundó después del profundo desacuerdo entre la ciudadanía y el actual gobierno conservador del país, que aumento después del atentado de Atocha el 11 de marzo del 2004, cuando más de 200 personas fallecieron en las explosiones causadas por varios artefactos bomba en los trenes que transportaban a varias decenas de personas procedentes del aeropuerto de Barajas que regresaban a España, después de ser expulsadas de los Estados Unidos, por la Ley Hess.
También fallecieron en el atentado una gran cantidad de ciudadanos de la Comunidad de Madrid que acudían al trabajo, procedentes de las localidades satélite de la Capital del país. El país, que ya empezaba a sufrir los efectos de la crisis en el sector servicios (especialmente en la industria del turismo y la construcción) y en la burbuja inmobiliaria, se sumió en un estado de profunda tristeza, que se transformó en indignación cuando el gobierno, intento ocultar la realidad del atentado y atribuyéndolo a un grupo terrorista local y reclamo a la ONU que aprobara la resolución 1530 en que se requería a todos los miembros de las Naciones Unidas la colaboración para luchar contra el terrorismo, especialmente contra la banda terrorista española causante del atentado.
Después de esta petición formal, miembros del grupo terrorista Libertad Euskal Herria, realizaron un comunicado emitido por todas las televisiones (exceptuando la TV pública nacional) en que negaban cualquier relación con los terribles acontecimientos del 11 de marzo. Finalmente, se descubrió la verdad gracias a la prensa inglesa, que publico un correo electrónico en que el grupo extremista Yihad Bis Saif se responsabilizaba del atentado de Madrid y el ataque era en respuesta a las políticas antiterroristas llevadas a cabo por España en su cruzada contra el Islam y por su política de represión en los territorios ocupados de Ceuta y Melilla.
Después de estás declaraciones se produjeron grandes manifestaciones de repulsa hacia el gobierno que mintió a la ciudadanía y se reclamó la dimisión en bloque de todo el ejecutivo. El gobierno, respondió a las manifestaciones enviando a las fuerzas policiales y a los antidisturbios, mientras seguía afirmando la existencia de una conspiración entre bandas terroristas cuya intención era la desestabilización de los gobiernos elegidos democráticamente en occidente.
Dos semanas después, Fuerzas Especiales de la Policía Nacional, asaltaron una casa en la localidad de Leganés, donde supuestamente se encontraban los miembros restantes de la célula terrorista de Yihad Bis Saif. La operación fue un fracasó y terminó con la inmolación de todos los miembros de la célula terrorista, provocando una veintena de muertos y el derrumbe del edificio en el que se encontraban.
La indignación de la ciudadanía fue total y absoluta, cuando después de este atentado una emisora de radio emitió una cinta en la cuál un miembro del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), afirmaba:
El CNI hace tiempo que sospechaba de la posibilidad de un ataque contra la ciudadanía, por parte de miembros extremistas islámicos afincados en nuestras fronteras. Por desgracia los agentes infiltrados no pudieron confirmar la localización exacta de los explosivos.
La gente empezó a preguntarse ¿Porqué no se actuó antes para evitar las muertes? Si las Fuerzas de Seguridad Estatales conocían de la existencia de estos grupos, que les impidió detenerlos preventivamente.
Esta pregunta que todo el mundo tenia en mente fue sin duda crucial en las elecciones generales que tuvieron lugar tres días después del atentado y que aumentaron la desconfianza de los ciudadanos hacia sus políticos.
Las elecciones en España se celebraron en un clima enrarecido y alimentado por el desengaño hacia la clase política. La gente no sabía que votar, no había ninguna grupo político que colmara las expectativas de los ciudadanos en términos de seguridad económica y personal. Finalmente optaron por la izquierda convencional como castigo al partido que controlaba el país y que era de carácter conservador. El problema fue que la izquierda estaba maniatada por las exigencias de la sociedad y dio un paso hacia una política más conservadora, siguió los pasos marcados por el FMI (Fondo Monetario Internacional) y el gobierno Alemán en políticas económicas marcando el inicio del derribo de los cuatro Pilares del Bienestar (Los servicios sociales, la sanidad, la educación y el sistema de pensiones. ) que se construyeron tras la transición de la antigua dictadura a la democracia:
1.      Se obligo a privatizar la sanidad, las comunidades con gobiernos más conservadores fueron las primeras en realizar estos cambios (como ocurrió en la Comunidad de Madrid y la privatización simultánea de todos sus hospitales) y lentamente fueron cayendo uno tras otro.
2.       Las partidas económicas a servicios sociales se redujeron drásticamente año tras año, hasta crear situaciones insostenibles de desigualdad social que provocaron graves incidentes en la mayoría de ciudades españolas,
3.      El sistema de pensiones empezó a debilitarse con el incremento de personas sin trabajo y que no cotizaban ningún tipo de impuesto al gobierno, ya fuera en concepto de Seguridad Social u otro. Finalmente cuando varias entidades financieras fueron declaradas en bancarrota por el FMI y todos los ahorros y planes de pensiones de una importante cantidad de ciudadanos españoles desaparecieron de la noche a la mañana. La gente entro en cólera y las concentraciones se realizaron delante de los principales órganos de gobierno de las comunidades autónomas y del gobierno central. El principal reclamo de la ciudadanía era la desobediencia a las presiones del FMI y de Alemania.
4.      La educación fue modificada varias veces en distintos proyectos educativos que segregaron a las minorías económicas y étnicas, dificultando el acceso a estudios superiores al reducir becas y al aumentar las cuotas. El resultado fue un aumento del fracaso escolar, más jóvenes en la calle sin trabajo al no poder continuar sus estudios y al ser considerados personal no cualificado para la mayoría de trabajos. Las manifestaciones en contra de estás políticas que minaban el futuro de las generaciones de jóvenes no se hicieron esperar y las calles de las principales ciudades se volvieron a llenar con jóvenes estudiantes indignados.
Muchos sociólogos avisaron de los peligros de ese tipo de políticas, que se extendieron por todo el sur de Europa y especialmente en países afectados por la crisis económica del 2001, como España, Portugal, Grecia, Italia y finalmente Francia. Los gobiernos presionados por la UE y el FMI continuaron con las políticas de recortes y consecuentemente de segregación social.

Grecia se declaró en bancarrota y solicito un rescate económico que inicio una reacción en cadena en toda la UE. Los países ricos desconfiaban de la solvencia de los países más pobres o endeudados y uno tras otro fueron cayendo.
Esto provoco un auge de los partidos ultraconservadores y de ultraderecha que empezaron a reclamar un mayor control en el tránsito de trabajadores e emigrantes y en el aspecto económico reclamaban más beneficios para los grandes Holdings empresariales que mantenían a flote la precaria economía europea.

Después de esos dos acontecimientos la ciudadanía reclamó más seguridad y los gobiernos de la UE esperaron a la legitimidad ciudadana otorgada en las urnas. En las siguientes elecciones, las fuerzas políticas más conservadoras ganaron las elecciones en todos los países de la Unión y empezaron a aplicar sus planes de contención ante la grave crisis social y económica. Se limitaron los derechos civiles, se reguló el derecho a manifestarse (el primer país fue España), los medios informativos también fueron controlados de forma paulatina por los gobiernos, etc. En unos años, la libertad que caracterizaba a la mayoría de países había desaparecido en beneficio de la seguridad ciudadana. Pero las desigualdades sociales seguían manteniéndose y de forma clandestina aparecieron personas que reclamaban un alzamiento social para romper el férreo control ejercido sobre las personas.

Crisis en Oriente Medio
En el mundo árabe estallo una época de conflictos sin precedentes. Países como Irán, Irak, Siria, Egipto… sufrieron revueltas y largas guerras civiles que diezmaron a la población, además de marcar una clara línea roja entre el gobierno totalitario y la ciudadanía.
El pueblo árabe entendió que sin el apoyo de occidente nunca seria libre. Pero las Naciones Unidas, que ahora se encontraban ubicadas en el antiguo edificio de la Unión Europea, en Estrasburgo, miraron hacia otro lado. No podían permitirse un conflicto bélico sin el apoyo de los Norteamericanos, pero estos habían cerrado sus fronteras y cortado todos los lazos diplomáticos con el viejo continente, cuando fueron vetados por la instauración de la Ley Hess en 2004.
Las Naciones Unidas se fragmentaban, perdían peso político a nivel mundial y no podían afrontar los conflictos que asolaban el mundo.

Finalmente el 14 de Mayo de 2007 ocurrió lo inevitable.
Se creo la Alianza Árabe, un poderoso ejército que unía las Fuerzas militares de Siria, Irán, Irak y Egipto. Este ejército empezó un desplazamiento de tropas hacia los límites fronterizos con Israel, aumentando el grado de tensión en la zona. Al mismo tiempo Hamas inicio una nueva Intifada que reclamaban al resto de países Árabes unirse a la Alianza Árabe en la Yihad para crear un estado musulmán unificado que recuperará el esplendor del pasado.
Israel actuó con rapidez realizando un ataque masivo contra la franja de Gaza, con el objetivo de eliminar toda la resistencia de Hamas y mostrar la determinación del pueblo israelí ante una posible invasión. Por desgracia, el efecto disuasorio no obtuvo el resultado esperado y Tel Aviv fue bombardeada por la Alianza Árabe.
El siguiente paso era totalmente lógico. El 29 de mayo del 2009, Avner Ben Hadar Primer ministro Israelí, ordeno el envió bombarderos equipados con armamento nuclear contra las capitales de los países integrantes de la Alianza: Siria, Egipto, Irak e Irán, especialmente contra este último, ya que culpaban de ser el instigador del conflicto. El inicio de la animadversión se remontaba al año 2005 y la reactivación del programa nuclear, y que fue denunciado por Israel a las Naciones Unidas y prohibido por la Comunidad Internacional (aunque no se pudo demostrar la veracidad de esas acusaciones).
Se lanzaron varias cabezas nucleares que asolaron las principales ciudades de esos países; desgraciadamente los ataques contra Irán e Irak fueron devastadores para todo el territorio. El motivo fue una serie de explosiones en cadena provocadas por las Centrales Nucleares, los arsenales secretos de alto explosivo (principalmente uranio empobrecido con el que fabricaban en secreto “Bombas Sucias”) y el peor de los males, los almacenes de armamento biológico ocultos.

El resultado
Oriente Medio quedo afectado por la radiación de las bombas, dejando inhabitable la región durante décadas. La guerra provoco la muerte de miles de millones de personas y los pocos supervivientes huyeron hacia Asia o cruzaron el Mediterráneo como refugiados.

Lo peor estaba por llegar:
La destrucción de los almacenes secretos de material biológico y químico fueron afectados por las explosiones, liberando su contenido al medioambiente.
La Unión Europea y las Naciones Unidas contemplaron con horror el resultado de su inoperancia. La destrucción de Oriente Medio causo un efecto domino en toda la economía mundial, que afectó especialmente a los estados de Europa. Además de ser la causa de un desplazamiento masivo de personas que afectarían definitivamente al viejo continente debido al brote de una extraña enfermedad que arrasaría media Europa.

Pandemia del 2008
A mediados del 2008 una pandemia de un virus desconocido se introdujo por el sur de Europa y diezmo la población de los países mediterráneos que sumidos en una crisis social y económica no pudieron combatir el virus. Los periódicos españoles bautizaron al Virus como Pandora.
El origen de la pandemia procedía de la región del Medio Oriente y el transporte perfecto para su dispersión fue la gran cantidad de refugiados que produjo la Segunda Guerra del Yom Kippur.
El primer país en perder el 90% de la población fue España, al ser el principal punto de entrada de los refugiados de las regiones devastadas del Norte de África y de Oriente Medio.
La avalancha del 2008 fue de tal magnitud que las vallas de seguridad en Ceuta y Melilla cedieron al paso a la marabunta de gente. Cuando las autoridades sanitarias descubrieron el primer caso del virus en la península ya era muy tarde. El cuerpo llevaba muerto más de una semana, escondido por una familia de inmigrantes ilegales en la Comunidad Murciana que a los pocos días empezaron a dar muestras de ser portadores del virus.
Debido a los recortes en sanidad y a la gran cantidad de focos de la epidemia que surgían en todo el país, se declaró la alerta nacional y se cerraron las fronteras con la esperanza de contener la propagación. Pero cuando empezaron a surgir los primeros casos de personas fallecidas en Portugal, Italia, Grecia… las autoridades Europeas se dieron cuenta de que era demasiado tarde.
Paralelamente los casos de violencia física se fueron incrementando, pero nadie relaciono esos actos violentos con la enfermedad; la atención de los gobiernos era detener el virus, ese fue otro de los errores más graves que se cometieron, como descubrirían más adelante las autoridades de la Federación.
En 6 meses fallecieron la mayor parte de la población de los países anteriormente mencionados, aproximadamente el 99% de la población total de cada país.
Si alguien se pregunta como ocurrió, la respuesta es muy simple: los miembros del personal médico fueron los primeros en combatir la enfermedad y la mayoría la contrajo debido a la falta de medios, los medicamentos disponibles eran totalmente insuficientes para combatir los síntomas del virus que variaba según el país en el que se encontraba, ya que había mutado en algunas ocasiones, pero en todos ellos había un período de incubación increíblemente largo (un mes) que dificultaba la detección de los síntomas que inicialmente eran idénticos a resfriados comunes.



REACCIÓN DE LA OMS
La OMS declaró en Agosto del 2008 que el virus Pandora había alcanzado el grado de Pandemia en los territorios del Sur de Europa y apremiaba a las autoridades a combatir el virus con todos los medios posibles. Se cerraron las fronteras de los países no afectados y las autoridades sanitarias de Alemania, Suiza, Austria, Holanda y Bélgica trabajaron conjuntamente bajo la dirección de la OMS para crear una vacuna contra el virus.
Durante ese período, muchos ciudadanos europeos intentaron cruzar las fronteras de la cuarentena, pero fueron abatidos por el ejército que tenía la orden de impedir que se violara la cuarentena. Fueron días terribles para los ciudadanos del viejo continente y se celebraron funerales multitudinarios en muchas ciudades como muestra de respeto a las víctimas del virus.
Un año después, en 2009, la OMS declaró que la emergencia vírica había sido erradicada. El Virus dejó una estela de muerte y desolación, que dejó en un simple resfriado a la Gripe Española. Finalmente los países afectados fueron España, Portugal, Italia, Francia, Grecia, Chipre, Turquía Macedonia, Croacia, Serbia y Montenegro, la tasa total de fallecidos ascendió a más de 180.000.000 millones de muertos entre ciudadanos europeos y refugiados.

Creación de la Federación Europea
En el 2009 se empezó a forjar lo que terminaría siendo una nueva entidad política. De entre las cenizas de una devastada Europa, los países restantes se unieron en un frente común. Su objetivo: guiar a los países restantes para que superaran los cambios sufridos en el mundo durante la última década y para lograrlo decidieron unirse en una Federación que controlará de forma directa a los miembros integrantes de la misma. Los países que formaron la Federación transformaron sus gobiernos en delegaciones con un único representante en el Senado de la Federación.
El pueblo eligió a un representante político, cuyo cometido era adaptar los antiguos órganos de gobierno en oficinas supeditadas a la unidad central de Bruselas. Una vez finalizado el proceso de reconversión, se convertiría en el portavoz de la región en el Senado de la Federación de Bruselas, lugar donde se aprobarían las políticas que afectarían a la nueva Federación Europea.
En el 2010 la reconversión se había completado en su totalidad.
Todo fue muy rápido al simplificar las instituciones, organismos, agencias gubernamentales y centralizar todo el poder político y legislativo en Bruselas, sede de la nueva entidad política: La Federación Europea.

Reconstrucción
El siguiente paso fue una iniciar la primera reunión del Senado con los Representantes de los regiones integrantes y su primera decisión fue la de recuperar la ciudad de París. Ese sería el punto desde el que iniciarían la reconstrucción de las regiones afectadas por el virus Pandora.
Se enviaron varias unidades militares de reconocimiento para evaluar la ciudad y los costes de su recuperación. Ninguna de ellas regreso o informo de lo que encontraron.
Poco tiempo después una nueva fuerza expedicionaria de mayor tamaño, entro en la ciudad con el apoyo de blindados ligeros y equipo médico. Esta fuerza militar estaba formada mayoritariamente por belgas y franceses que no fueron afectados por el virus. En su primera comunicación con el Alto Mando del Ejército, se informo de la ausencia de cadáveres y que se habían encontrado grandes fosas comunes, pero no había rastro de supervivientes en la zona, aunque era evidente que la presencia de personas era habitual en la ciudad. Pudieron recorrer las calles de París y comprobar el pésimo estado de los edificios y como la vegetación había devorado grandes partes de la ciudad. También había varios edificios en ruinas, seguramente por explosiones de gas, incendios y otros desastres ocurridos durante la ausencia de personas que controlaran esas situaciones. A las seis horas de enviar el primer informe, pudieron contactar con los supervivientes del virus y no fue de forma amistosa. Por suerte pudieron avisar al Alto Mando de la Federación de la terrible transformación que habían sufrido y el peligro que suponían para la seguridad de la Federación.
En muy pocas horas, la fuerza expedicionaria para recuperar la ciudad de París, cambio su objetivo a fuerza de choque con el objetivo principal de liberar París de los infectados. Tardaron un mes en hacer retroceder a los infectados a las afueras de París y el gobierno de la Federación determinó que los territorios afectados por el virus eran demasiado peligrosos y recuperarlos suponían un coste en vidas, recursos y dinero que el gobierno no estaba dispuesto a asumir.

Los infectados
El 1% de toda la población afectada por el virus Pandora sobrevivió a la terrible muerte que causaba, aunque seguían siendo portadores, su cuerpo había incorporado el virus a su sistema y eso les había cambiado en muchos aspectos.
Las personas resistentes al virus generaban constantemente testosterona a niveles increíbles y eso les otorgo ciertas características físicas aumentadas como fuerza, resistencia, agilidad y también una serie de emociones y sentimientos muy fuertes que les obligaban a mantener una conducta violenta y desdeñable. Pandora concedía al portador una fuente inagotable de ira, rabia y de sed de supervivencia. Estos cambios no habían modificado su capacidad de raciocinio, el que fue médico seguía manteniendo sus conocimientos, pero su poco autocontrol les dificultaba la realización de las tareas más complejas o delicadas. Otro factor a tener en cuenta, es que los infectados no podían crear grandes comunidades y se limitaban a grupos reducidos de entre doce a quince individuos.

Pero el factor más importante, es que no pueden reproducirse por si mismos, el virus convirtió a las mujeres en estériles y los hombres necesitan encontrar a una mujer no infectada para perpetuar su especie, ya que todo virus tiene como característica la reproducción, en el caso de los infectados esto se seguía manteniendo. Debían encontrar un nuevo huésped para el virus, en edad de fecundar y que fuera resistente al virus. Durante el embarazo si la mujer superaba el virus, el bebe no nato también lo hacía y la comunidad adquiría dos nuevos miembros. Es muy habitual que realicen asaltos a las ciudades de la Federación para secuestrar el mayor número de mujeres con el objetivo de perpetuar su especie.