jueves, 5 de marzo de 2015

REALIDAD Y CRISIS SOCIAL EN LA UE

LA NUEVA REALIDAD
Aumento de las operaciones policiales
La Federación afrontaba un futuro incierto y sin acceso a los recursos que ofrecían los países del sur el panorama era desolador. La crisis del Yom Kippur había provocado otro efecto colateral, la caída energética. La mayor parte de los países del norte dependían del petróleo distribuido por Oriente Medio y de los recursos energéticos del sur de Europa. Todos estos recursos estaban fuera del alcance de la Federación, ya fuera por los efectos de la radiación o de la plaga, era necesario
Los Estados Unidos habían alcanzado cierta independencia energética, gracias a las medidas realizadas por la administración Hess y aventajaban a la Federación, que sin los recursos de los territorios del sur y la riqueza petrolífera de Oriente Medio, empezó a ver como su recién fundada organización se quedaba sin energía.
No tenían muchas opciones y adquirir combustible de Rusia quedaba descartado por su expansión a finales del 2013 que termino con la anexión de las antiguas regiones se la Unión Soviética.
La Federación no tenía otro remedio que buscar una fuente energética para alimentar los hogares se sus ciudadanos. Debido a la escasez energética, se levantaron las restricciones a los Estados Unidos y se les entrego de nuevo las sucursales de las antiguas empresas que se adhirieron sus respectivas corporaciones. A cambio, la Federación recibió las distintas tecnologías energéticas que había desarrollado el gigante americano y que les permitieron solventar la grave crisis energética. Una vez que se solventaron estos problemas energéticos, la Federación empezó a recuperarse.



SISTEMA SOCIAL
Campo de Refugiados en el Norte de África
Después de los atentados terroristas de Madrid y Londres, la Unión Europea inició unos cambios políticos que formaron las bases del actual sistema represivo de la Federación. Se saco provecho del miedo que atenazaba a la sociedad, la cual estaba aterrorizada y se implantaron los primeros programas de control internacional de acceso. El tránsito de personas y mercancías se controlo hasta alcanzar límites insospechados, anulándose los Decretos de Libre Circulación de Personas de 1985 y 1990.
En 2006 se construyeron nuevas Aduanas, Controles de Acceso y Centros de Retención en todos los países que formaban la UE, con el objetivo de frenar a los terroristas, traficantes y delincuentes varios.
Se creo la Ley de Registro de Identidad, en que cada ciudadano de la Unión Europea debía implantarse un chip intercutáneo para facilitar su identificación y control por parte de las autoridades. Muchas organizaciones de los derechos civiles se opusieron a esta acción, declarando que el uso inadecuado de este sistema podía suponer un grave perjuicio para la sociedad y las libertades individuales, así como a la intimidad del individuo. La Ley fue aprobada en la mayoría de países con mayorías conservadoras, como Inglaterra y España.
España fue pionera en la regulación de ciudadanos cuando las Cortes aprobaron el Real Decreto Registro de la Identidad 27-2006, en que todo ciudadano debía regular su situación, adquiriendo el nuevo chip de identificación donde se volcarían los datos fiscales y de la seguridad social para una mayor facilidad administrativa y de identificación.
Condiciones higiénicas en un campo de refugiados
Los países del sur de Europa, incrementaron la presión legal a los ciudadanos sin papeles de las regiones más pobres de África y de Oriente Medio que eran desplazados por los crecientes conflictos bélicos de la zona. Durante el 2006 y los acontecimientos fatídicos de la Segunda Guerra del Yom Kippur, murieron miles de personas en las travesías marítimas organizadas por las mafias establecidas en el norte de África y por distintos brotes infecciosos en los campos de refugiados levantados por la ONG “Media Luna Roja” en Argelia, Túnez y Marruecos.