lunes, 10 de noviembre de 2014

DESAFÍO DE LOS TREINTA DÍAS

DESAFÍO DE LOS TREINTA DÍAS

De nuevo nos encontramos en la tesitura de responder a varias preguntas del ¡DESAFÍO DE LOS TREINTA DÍAS! 

Nos encontramos en el inicio del segundo tercio de preguntas, en está ocasión empezaré por las Editoriales.

Veamos qué sabemos de las editoriales:

<<Son la industria de la producción de libros, en este caso hablamos de juegos de rol, aunque no tienen porqué realizar la actividad de distribución del mismo.>>

Entonces... ¿para qué sirven?
Cada editorial tendrá sus objetivos a cumplir, no dejan de ser una empresa y su principal objetivo es obtener beneficio para así poder subsistir y seguir adelante obteniendo más juegos que editar.

No tengo mucha experiencia con editoriales, he hablado con algunas un par de veces y tienen lo que llaman "línea editorial", vamos una especie de requisitos establecidos por ellos como primer filtro y que indica una de estas opciones referentes a línea editorial:
- Puede ser un tipo de sistema de juego o el sistema que usan todos sus juegos.
- Una ambientación en concreto que debe cumplirse.

Ya advierto que no soy un experto en editoriales, soy un lobo solitario que vive alejado de ellas. 
Entiendo que son necesarias si el objetivo final es entrar dentro del circuito de juegos de rol que llegan al público por medios comerciales y que te ayudan en el proceso (o eso me gustaría pensar), pero esta claro que cada vez la gente busca otras formas de financiar su proyecto y evitar las editoriales para ir directamente a la distribuidora (Nota: También puede ser una editorial pero no participará en el proceso de creación o eso entiendo yo).

Lo que si veo, es que hay muchas más que en los años 90 y gracias a Internet también son más accesibles y eso facilita las cosas para ponerse en contacto con ellas. Pero al final, una empresa (aunque sea una entidad jurídica) está formada por personas y con ellas debemos tratar. Eso quiere decir que podemos idealizar una editorial porque pública nuestros juegos favoritos o aquellos que esperamos con ansias su traducción, aunque seguramente el trato directo con ellos es otra cuestión y hasta aquí puedo leer. El día que tenga mayor contacto con ellas podré reescribir la respuesta de hoy y dar una opinión basada en la experiencia, de momento soy un mindundi que escribe un juego de rol que no conoce mucha gente (por no decir menos aún) y que espera el día en que su sueño tenga portada, contraportada y todo lo necesario en su interior para que, tú el que me estás leyendo, pueda jugar a La Justicia Vigila.